Logopedia Infantil en Córdoba

En el área de logopedia abarcamos patologías relacionados con la voz, el habla y el lenguaje. Así como trastornos derivados de la comunicación y de la deglución.

Somos logopedas para niños especialistas en autismo, dislexia, etc.

Trastornos del habla

Dislalia:

Trastorno del lenguaje que se manifiesta con una dificultad de articular las palabras y que es debido a malformaciones o defectos en los órganos que intervienen en el habla.

Disglosia:

Trastorno permanente del habla. Los problemas de pronunciación son muy complejos, entre otras cosas porque hay factores de tipo órganico. Dificultad de pronunciación oral por alteraciones anatómicas y/ o fisiológicas de los órganos articulatorios periféricos y de origen no neurológico.

Disartria:

Trastorno de la programación motora del habla. Los músculos de la boca, la cara y el sistema respiratorio se pueden debilitar, moverse con lentitud o no moverse en absoluto después de un derrame cerebral u otra lesión cerebral. El tipo y la gravedad de la disartria dependerán de qué parte del sistema nervioso se vea afectada.

centroeduco

Trastornos de la fluidez del habla

Disfemia:

Trastorno de la fluidez verbal en el cual no se dan anomalías orgánicas y se caracteriza por las interrupciones verbales que afectan al ritmo del lenguaje y a la melodía del discurso.

Hay varios tipos de disfemias:

Tartamudez inicial:

Tiene lugar entre los 3 y los 4 años. No todos los niños la pasan, aunque se considera normal su padecimiento dentro del desarrollo comunicativo.

Tartamudez propiamente dicha:

Aparece entre los 7 y los 10 años. Es la disfemia propiamente dicha, la patológica. Por parte de la sintomatología asociada, encontramos en primer lugar las manifestaciones lingüísticas, que son: uso de muletillas verbales; perífrasis y lenguaje redundante; alteraciones sintácticas y frases incompletas; y abuso de sinónimos. Luego están las manifestaciones conductuales, que son: retraimiento y logofobia (por el rechazo social que experimentan los tartamudos); reacciones de angustia y ansiedad a la hora de comunicarse; conductas de evitación en situaciones comunicativas; manifestaciones emocionales de diverso tipo (rubor, timidez, etc.) Luego están las manifestaciones corporales y respiratorias, que son: sincinesias corporales (movimientos corporales involuntarios); alteraciones en la musculatura facial (tics, crispación, gestos, etc.); hipertensión de los músculos articualtorios y laríngeos y corporales; alteración fonorrespiratoria (incoordinación entre la actividad de inspiración y la de expiración); y respuestas psicogalvánicas (sudoración, palidez, etc.)

centroeduco

Trastornos del Lenguaje

Retraso simple del lenguaje: 

Se habla de retraso simple del lenguaje cuando un niño sin ninguna otra alteración aparente, va adquiriendo el lenguaje más tarde que otros de su misma edad.

Trastornos específicos del lenguaje: 

El trastorno específico del lenguaje, TEL (Specific Language Impairment, SLI) es un trastorno que retrasa la adquisición del lenguaje en niños que no tienen pérdida de audición ni ninguna otra causa de retraso en su desarrollo.

Afasia: 

Trastorno del lenguaje que se produce como consecuencia de una patología cerebral.

centroeduco

Trastornos de la comunicación

TEA: 

Condición que afecta el modo que una persona ve el mundo, procesa la información y actúa recíprocamente con otras personas (Trastornos del Espectro Autista).

Síndrome de Aspenger: 

Trastorno severo del desarrollo, considerado como un trastorno neuro-biológico en el cual existen desviaciones o anormalidades en los siguientes aspectos del desarrollo:

centroeduco

Trastornos de la voz

  • de base orgánica (parálisis recurrencial uni y bilateral)
  • de base funcional (disfonía por tensión muscular y retardo de la muda)
  • de base orgánico-funcional (nódulos, pólipos, edema de Reinke, quistes adquiridos )
centroeduco

Trastornos de la deglución

Deglución atípica:

Es una variante alimentaria causada por ruptura en la coordinación de los movimientos musculares faciales que origina anomalías dentomaxilares y foniátricas.

La deglución es una secuencia refleja de contracciones musculares ordenadas, que lleva el bolo alimenticio o los líquidos de la cavidad bucal hasta el estómago.

centroeduco

Mi hijo tiene 3 años y tartamudea ¿debo alarmarme?

Es frecuente que se presenten problemas de fluidez en las primeras etapas del desarrollo del niño, entre los 2 y medio cinco años. Estas dificultades tienen una clara tendencia a remitir en el año o año y medio siguiente a su aparición, sin intervención profesional.

Sin embargo, no es conveniente esperar para ver si desaparece. Es preferible consultar lo antes posible y determinar si existe riesgo de que pueda continuar o agravarse. Es importante que la familia mantenga una actitud adecuada para que favorezcan el habla fluida.

Mi hijo de 5 años no pronuncia la RR ¿Hay que tratarlo?

El sonido /rr/ es de los últimos fonemas que adquiere el niño por ser el más complejo y se produce por la vibración del ápice (punta) de la lengua contra los alveolos dentarios en la parte anterior del paladar . Si su hijo no dice la /RR/ hay que comprobar que el frenillo de la lengua permite el contacto y la vibración.

El cirujano maxilofacial o dentista cirujano realiza una pequeña intervención para cortar el frenillo y liberar la lengua. Si por el contrario el niño no tiene problemas de frenillo lingual, deberíamos consultar al logopeda para que nos oriente y en caso de que sea necesario, empezar con el tratamiento.

Soy maestra y desde hace siete años noto que mi voz se fatiga y al final de la semana estoy ronca y con dolor. A veces noto opresión cuando hablo, ¿es normal?

La fatiga se debe a varios factores, abuso tensional de la musculatura implicada en el habla o un escape de aire a nivel de glotis; del mismo modo la ronquera delata un déficit de masa por lo que habría que descartar patología orgánica.

Hay lesiones como los nódulos o los pólipos laríngeos cuyo origen es el  mal uso y  abuso de la voz y deben ser diagnosticados y tratados cuanto antes ya que una disfonía en un profesional causa a la larga, severos problemas para ejercer su trabajo.

Es recomendable una reeducación de la voz pero previo es necesario que le realicen una exploración de su laringe. Consulte con su Otorrinolaringólogo o su Foniatra.

¿A qué edad es más aconsejable quitar el chupete y el biberón?

La edad recomendada para dejar el biberón y el chupete se sitúa alrededor de los diez meses para así inhibir el reflejo de succión e instaurar el de deglución. A través de la alimentación podemos conseguir que la lengua realice movimientos más complejos, facilitando las pautas para articular los sonidos de nuestra lengua.

Si el niño mantiene más allá de los dos años el biberón, el chupete y la succión de dedo, las probabilidades de que tenga problemas de habla y/o con los- dientes aumentarán.

Mi hijo de 3 años no habla. Todo el mundo me dice que nadie se queda sin hablar. ¿Debo esperar?

El desarrollo del lenguaje es muy variable en los niños. Sin embargo, ya a los 3 años tiene que decir como mínimo frases de tres palabras. En algunos casos por problemas de audición este lenguaje no comienza, en otros son dificultades propias del niño.

Una buena estimulación precoz del lenguaje puede favorecer mucho su desarrollo a estas edades teniendo en cuenta sobre todo la plasticidad del cerebro. Consulte cuanto antes con el logopeda.