Juguetes que ayudan a estimular la psicomotricidad

Desde la perspectiva de la psicomotricidad, hay 2 tipos de motricidad en el niño: fina y gruesa.

La motricidad fina se refiere a las acciones que implican pequeños grupos musculares de cara, manos y pies, concretamente, a las palmas de las manos, los ojos, dedos y músculos que rodean la boca. Es la coordinación entre lo que el ojo ve y las manos tocan.

Estos músculos son los que posibilitan: la coordinación ojo-mano, abrir, cerrar y mover los ojos, mover la lengua, sonreír, soplar, hacer nudos en los cordones, agarrar un objeto, recortar una figura…

La motricidad gruesa es aquella relativa a todas las acciones que implican grandes grupos musculares, en general, se refiere a movimientos de partes grandes del cuerpo del niño o de todo el cuerpo.

Así pues, la motricidad gruesa incluye movimientos musculares de: piernas, brazos, cabeza, abdomen y espalda. Permitiendo de este modo: subir la cabeza, gatear, incorporarse, voltear, andar, mantener el equilibrio…

La motricidad también abarca las habilidades del niños para moverse y desplazarse, explorar y conocer el mundo que le rodea y experimentar con todos sus sentidos (olfato, vista, gusto y tacto) para procesar y guardar la información del entorno que le rodea.

Así pues, el ámbito de la motricidad está relacionado, mayormente, con todos los movimientos que de manera coordinada realiza el niño con pequeños y grandes grupos musculares, los cuales, son realmente importantes porque permiten expresar la destreza adquirida en las otras áreas y constituyen la base fundamental para el desarrollo del área cognitiva y del lenguaje.


¿Qué se busca con el desarrollo de la motricidad?

El desarrollo de la motricidad permite al área sensorial-motriz una capacidad exploradora que es la que fomenta el aprendizaje y estimula el desarrollo intelectual del niño.
Por todo ello, es muy recomendable incitar al niño en sus intentos de búsqueda, dejándole tocar, palpar, chupar y manipular, sin limitar sus posibilidades, aunque sí controlando los límites antes posibles riesgos.

Evidentemente, el nivel de evolución es diferente, en cierta medida, de unos niños a otros en función de su sistema nervioso, su genética, su forma de comportarse, y el grado de estimulación de su entorno.


Bebés 0-6 meses

En los primeros meses del bebé, hacia la cuarta semana de vida, ya es capaz de fijar la vista unos instantes en rostros u objetos, a unos 30 cm de distancia. Por eso, a esta edad ya puedes empezar a enseñarles ciertas imágenes, libros, o sonajeros de colgar adaptados a estas edades.

Al término del primer trimestre, el bebé ya será capaz de sostener ciertos objetos en las manos y llevárselos a la boca; por eso en esta edad es bueno jugar con el bebé con sonajeros que emitan algún sonido o que sean de plástico o tela para que los pueda tocar y chupar.

Durante el siguiente trimestre, hasta los 6 meses, el bebé va ganado habilidad en las manos, aumenta notablemente su capacidad visual, comienza a vocalizar, es el momento de mostrarle su propia imagen en el espejo, le divertirá mucho.

Juguetes que estimulen los sentidos (con colores, texturas y sonidos diferente), como pueden ser:

  • Alfombras con actividades
  • Sonajeros.
  • Móviles de cuna.
  • Cuentos de tela.

Juguetes que ayuden a descubrir el propio cuerpo:

  • Mordedores.
  • Muñecos de goma.

Los juguetes que estimulan la motricidad fina favorecen que el niño utilice los músculos de cara, ojos, manos, dedos y pies para jugar.

 

                      


Bebés de 6-12 meses

Llegando al término del 6º mes el bebé ya es capaz de mantenerse sentado apoyado entre cojines, parlotea y ya puede coger solo la cuchara, ya que su destreza manual se ha desarrollado bastante.

Para poder seguir estimulando estas habilidades del bebé y fomentándolas, podemos jugar con ellos con cubos de plástico de distintos colores, pelotas o formas que rueden, espejos y juguetes para el baño.

Hasta los 9 meses, el bebé aprenderá a girarse, descubrirá la sensación de morder (ya que por esta época le saldrán sus primeros dientes), le empiezan a llamar la atención la diversidad de sonidos y músicas, ya es capaz de soltar un objeto para coger otro por sí mismo y le gusta dejar caer los juguetes. En esta etapa es cuando suele desarrollar un afecto particular hacia un peluche, un juguete o una manta.

Los niños aprenden jugando en esta etapa, para jugar con ellos, podemos utilizar:

  • Cubos apilables.
  •  Juguetes con ruedas.
  •  Cuentos de texturas , con diferentes dibujos.

Durante el último trimestre de su primer año de vida, el bebé comenzará a gatear hacia delante, y a intentar ponerse de pie apoyado en algún sitio. Se abren, ante él, un sin fin de posibilidades.
Además, le gusta jugar a meter y sacar cosas, le gusta jugar a la pelota y ya es capaz de devolverla cuando juegan con él.

Juguetes que estimulen la exploración de objetos:

  • Pelotas
  • Cuentos de tela y cartón.
  • Juguetes que puedan agarrar y explorar

      

 

Juguetes que estimulen el movimiento:

  • Balancines.
  • Estimuladores del gateo.

       

 


De 12-18 meses

A partir de esta edad van adquiriendo mayor equilibrio en bipedestación, y mejora su capacidad para desplazarse, al inicio con apoyo hasta que consiguen dar sus primeros pasos. Van desarrollando la pinza digital y el uso bimanual y mejora la coordinación visomanual.

  • Juguetes para empujar y arrastrar.
  • Estructuras para trepar.
  • Objetos para ensartar, abrir y cerrar pestillos.
  • Globos, pelotas.
  • Vehículos para desplazarse.
  • Ceras.
  • Puzzles sencillos.
  • Construcciones

                                       


 

De 18 meses a 2 años

En esta edad a nivel motor grueso van mejorando su equilibrio en marcha y se desarrollan habilidades como subir y bajar escaleras con apoyo, subir y bajar a muebles, sentarse solos en una silla e inicio del salto. En motricidad fina inician el garabateo e incluso la imitación de trazos básicos, pasan páginas de una en una, realizan torres con varios bloques, por lo que podemos utilizar juguetes como los siguientes:

  • Ceras blandas y gruesas
  • Construcciones del estilo “duplo”.
  • Juguetes para transportar: coches, motos, camiones, trenes…
  • Juguetes de Arrastre
  • Coches pequeños para hacerlos correr o grandes para subirse a ellos
  • Columpios, tiovivos y toboganes
  • Bicicletas y triciclos sin necesidad de pedales para coger equilibrio
  • Cubos, rastrillos y palas de plástico para jugar con arena

           


De 2 a 3 años

A partir de los dos años les gusta jugar a lanzar y atrapar la pelota, patearla, usar el triciclo, jugar en cuclillas, mejoran su equilibrio y andan en desnivel o se mantienen un instante a la pata coja. A nivel motor fino abre una puerta, ensarta cuentas grandes, desenvuelve un objeto pequeño, imita trazos, llena y vacía recipientes, arma y desarma un juguete de piezas colocadas a presión, hace bolas de arcilla o plastilina, empuña un lápiz entre el pulgar y el índice apoyándose del dedo medio. Clava tarugos, construye torres de hasta 10 cubos. Se recomienda:

  • Vasos de plástico que encajan entre sí.
  • Pizarra con tizas de colores para dibujar.
  • Cuentos sencillos con grandes ilustraciones.
  • Construcciones de pocas piezas, pero grandes y ligeras.
  • Puzzles de no más de 8 piezas.
  • Juguetes de encajar formas.
  • Tijeras con punta redonda.
  • Pintura para dedos, pinceles y brochas…
  • Coches, motos, caballos… con ruedas para moverse.
  • Juguetes acuáticos.
  • Triciclos a pedales.
  • Juguetes para tirar, cargar y descargar.
  • Palas, rastrillos y cubos.

 


De 3 a 5 años

En esta edad de inicio de la etapa escolar adquieren las siguientes habilidades:
A nivel motor grueso, inician la voltereta, dan saltos grandes, varios saltos hacia delante y hacia atrás, suben al tobogán solos, saltan a la pata coja, caminan sobre una línea o a lo largo de un banquillo…

A nivel motor fino, enhebra una aguja, corta con tijeras, copia líneas verticales, horizontales y círculos, triángulos, cuadrados, coge una pelota con las dos manos, traza con plantillas siguiendo contornos, abre y cierra cerraduras con llaves, construye puentes con cinco cubos, colorea superficies, dibuja una figura humana, hace formas con plastilina uniendo varias partes, atornilla objetos, dibuja y recorta figuras simples.

Los juguetes mas recomendables para esta etapa son:

  • Construcciones y puzzles de no más de 30 piezas.
  • Grandes construcciones hechas de madera.
  • Tijeras con punta redonda.
  • Pinturas hechas de cera o pinturas de dedos.
  • Equipo de carpintero, de fontanero, tendero…
  • Mecanos.
    Barro o plastilina para modelar con las manos.
  • Columpios, toboganes, tiovivos, túnel de gateo…
  • Balones, coches, aviones…
  • Patinetes o patines.
  • Juguetes para el agua.
  • Bicicletas o triciclos.

                           


De 5 a 8 años

En esta edad desarrollan habilidades como lanzar una pelota a una diana, brincan alternando los pies, se mecen en un columpio, coge con una mano una pelota, saltan a la cuerda, golpean una pelota con un objeto, patinan, montan en bici, saltan desde mayor altura.
A nivel motor fino aprenden a hacer nudos, golpear clavos con un martillo, colorear sin apenas salirse, recortar figuras de un catálogo o revista, copiar figuras complejas…

Recomendamos los siguientes juguetes:

  • Juguetes que se desmontan.
  • Puzzles más complicados.
  • Juguetes de construcción con piezas de diferentes tamaños.
  • Acuarelas, pinturas, ceras y rotuladores.
  • Caja de herramientas de juguete.
  • Mecanos.
  • Telas, hilo, tijeras de punta redonda…
  • Muñecas con vestidos para cambiar.
  • Cuerda de saltar a la comba.
  • Juguetes de puntería: juego de bolos, diana…
  • Gomas y hulahops.
  • Balones y pelotas.
  • Juguetes de playa y agua.
  • Juguetes de jardinería.
  • Bicicletas con ruedas grandes

         


 

Beatriz OsunaFisioterapeuta – Centro Educo | Centro de Atención Especializada